Amor propio

MINI GUÍA PARA AUMENTAR TU AMOR PROPIO

El amor propio es algo que tienes que empezar a trabajar desde adentro. Amarte más depende SOLO DE TI, tu eres el responsable de tu autoestima.

Pasamos la mayor parte de nuestra vida buscando el amor y la validación fuera de nosotros. Esperamos que otra persona nos entregue eso que nos falta y nos olvidamos de amarnos a nosotros mismos, pensamos que esa tarea la tienen que cumplir otros.

También creemos que tenemos que cumplir ciertas cosas para aumentar nuestra autoestima, que si cambiamos ciertos aspectos de nuestro físico y personalidad, lograremos amarnos más, es decir si soy completamente diferente a quien soy ahora, podré por fin amarme. 

Al mismo tiempo nos cuesta mucho creer en nosotros mismos, somos incapaces de ver todo el potencial que tenemos, porque siempre nos enfocamos en aquello que nos falta y en lo que no hacemos bien.

Hoy te vengo a decir que no necesitas a otra persona para aumentar tu autoestima y tampoco necesitas cambiar completamente para amarte más. El amor propio es lo primero. Si quieres realizar un cambio en tu vida, lo debes hacer desde el amor propio, porque tú sabes que mereces darte lo mejor.

¿Qué es el amor propio?

El amor propio es reconocer que eres valioso/a tal y como eres, con tus virtudes y defectos. Es saber que mereces lo mejor, a pesar de los errores que has cometido.

El amor propio no tiene que ver con sentirte superior a los demás, porque nadie es mejor o peor, simplemente somos todos diferentes, con distintos dones, habilidades y todos merecemos lo mejor.

8 Pasos para aumentar tu amor propio

1. Toma consciencia sobre los pensamientos que tienes durante el día

Todos tenemos una vocecita interna que constantemente está juzgando y criticando. Esta es la voz del ego y tú tienes que aprender a no creer todo lo que dice tu ego.

El ego juzga según las creencias que tiene, por lo tanto, está influenciado por todo aquello que te han dicho, que tú has visto o lo que has experimentado a lo largo de tu vida. Desde ahí juzga y crítica. Y no solo te juzgas y críticas a ti mismo, según estas creencias también juzgas y críticas a los demás.  

Una de las cosas que me ayudo a cambiar mi vida, fue darme cuenta de que mis pensamientos no tienen la razón, que no son la verdad absoluta, que yo puedo elegir no creerle a esa vocecita saboteadora.

Por lo tanto, el EGO, esa vocecita saboteadora, NO TIENE LA RAZÓN.

El primer paso es tomar consciencia de tus pensamientos. Pon atención a todos los pensamientos que tienes sobre ti mismo en el día y responde las siguientes preguntas:

¿Cómo te hablas a ti mismo? ¿Cuál es tu diálogo interno?

¿Cuáles son los pensamientos que tienes sobre ti mismo?

¿Cada cuánto te juzgas o te criticas durante el día?

Para que sea más fácil para ti, te recomiendo 2 ejercicios:

1. Una vez al día, siéntate a escribir tus pensamientos en un cuaderno, en tu celular o en tu computadora. Puedes poner una alarma para hacer este ejercicio.
Lo que debes hacer es sentarte y transcribir todos los pensamientos que vengan a tu mente en ese momento, cuando digo todo, es absolutamente TODO, sin filtro, los pensamientos buenos y malos. Te recomiendo que hagas este ejercicio por 20 a 30 minutos.

2. Siéntate al frente de un espejo (en lo posible que sea un espejo de cuerpo completo). Obsérvate detenidamente y anota todos los pensamientos que vengan a tu mente sobre tu cuerpo.

La idea es que tomes atención a tu vocecita interna durante todo el día y te vuelvas cada vez más consciente de tus pensamientos, pero estos 2 ejercicios te servirán para empezar a analizar tu diálogo interno.

2. Reemplaza los pensamientos negativos que tienes sobre ti mismo, por pensamientos positivos.

Una vez que reconozcas todos los pensamientos que tienes sobre ti mismo, elige aquellos negativos y cuestiónalos.

Por ejemplo: Si tu mente constantemente dice: “Siempre haces todo mal”

Pregúntate: ¿Esa es la verdad absoluta? ¿Realmente esto es así o es solo mi vocecita saboteadora que opina esto?

Ahora el siguiente paso es reemplazar este pensamiento por uno positivo.

Por ejemplo: “Soy una persona valiosa” “He logrado muchas cosas en mi vida y puedo obtener todo lo que me proponga”

“Soy suficiente y merezco siempre lo mejor”

Estos son ejemplos de pensamientos positivos que puedes utilizar para cambiar los negativos. Tú puedes utilizar aquellos con los que más te sientes identificado.

En resumen, debes prestar atención a tu vocecita interna las 24 hrs del día y cada vez que esta opine algo negativo, vas a cuestionar ese pensamiento y lo vas a reemplazar por uno positivo, lleno de amor propio. Recuerda que desde tus pensamientos debes realizar el cambio, ahí está la clave de todo.

3. Meditar

Tal vez te estés preguntando ¿Cómo meditar puede ayudar a aumentar mi amor propio?

El objetivo de la meditación es que logres centrarte en el presente, sin dejarte llevar por tus pensamientos, es decir callas a la voz saboteadora que está todo el tiempo juzgando, criticando y te centras en lo realmente importante, en el aquí y en el ahora.

4. Haz listas para conocerte a ti mismo

  • Haz una lista con 30 cosas que te gustan de ti y de tu vida. Acá anota todas aquellas características que te gustan de tu físico, de tu personalidad, tus habilidades, talentos, etc. También anota todas esas cosas que amas de tu vida.
  • Haz una lista con todo aquello que no te gusta de ti y que rechazas. En esta lista escribe todo aquello que no te gusta de ti, esas características que rechazas y odias de ti mismo.

Todas aquellas cosas que no te gustan de ti y que rechazas, NO TE DEFINEN. Tú no eres tus defectos, ni tus errores. Tu eres mucho más que eso. En la vida nadie es perfecto, todos tenemos características negativas y cometemos errores, es algo normal y es parte de la vida. Tú decides en que te vas a enfocar. Desde ahora empieza a enfocarte en todas aquellas características positivas que tienes (las que anotaste en la primera lista) y en todos los logros que has obtenido en tu vida.

5. Elige palabras y afirmaciones positivas para decirte a ti mismo/a.

Repite todos los días frente al espejo 5 cosas que te gustan de ti mismo

  • Toma la primera lista que hiciste en el punto anterior, la de las características que amas de ti mismo y elige 5.
  • Párate frente al espejo y según lo que anotaste en la lista hazte cumplidos.

Por ejemplo:

“Me encantan tus ojos”

“Me encanta como cocinas”

¿Quién dice que tú mismo no te puedes hacer piropos? No tienes porque esperar que otra persona te valide y te diga lo increíble que eres ¡puedes hacerlo tu mismo!.

Crea tus propias afirmaciones de amor propio.

  • Crea 5 afirmaciones positivas de amor propio.
  • Cada mañana, párate frente al espejo y repite cada afirmación mirándote a los ojos. Incluso puedes ir a hacer este ejercicio inmediatamente y dejarme en los comentarios tu experiencia. Te aseguro que después de realizarlo te sentirás mucho mejor. ¡Haz la prueba!

6. Practica el autocuidado y ten tus propios rituales de amor propio.

  • Aliméntate saludable y haz ejercicio: No te enfoques en hacer dietas restrictivas que solo dañan tu salud. Prefiere una buena alimentación que te entregue todos los nutrientes que tu cuerpo necesita para estar saludable.
    • Complementa con ejercicio físico, el cual también tiene muchos beneficios para tu salud.
    • Si quieres cambiar tu alimentación y hacer más ejercicio no lo hagas porque odias tu cuerpo, hazlo porque te amas y mereces lo mejor.
  • Dedica tiempo a hacer lo que amas: Pasar tiempo contigo mismo mientras haces lo que amas, es una excelente forma de cuidarte y demostrarte amor.
  • Mima tu cuerpo: Muchas veces he escuchado que preocuparse de la belleza externa y del físico es algo superficial, incluso más de alguna vez me han dicho que maquillarme me hace ver como una persona superficial y eso está muy alejado de la realidad.
    • No tiene de nada de malo cuidar y mimar tu cuerpo. Si te hace feliz y te sientes mejor contigo mismo ¡hazlo!. Así que todos los días o mínimo 1 vez por semana haz algo para mimarte.

Otras ideas de autocuidado:

  • Meditar
  • Escribir
  • Leer
  • Pasar tiempo a solas contigo mismo
  • Dormir las horas que tu cuerpo necesita para recuperarse
  • Bailar frente al espejo

7. Agradece

Comienza a agradecer todo lo bueno que tienes en tu vida. Deja de enfocarte en lo que te falta y empieza a centrarte en lo positivo.

Haz una lista diariamente en donde des las gracias por tus habilidades, talentos, virtudes, por todo aquello que tu cuerpo puede realizar. Tu cuerpo está diseñado perfectamente para que puedas disfrutar de la vida y realizar grandes cosas.

Ejemplo de cosas por las cuales puedes agradecer:

  • Por poder ver y admirar bellos paisajes
  • Por tener manos y brazos para poder abrazar a tus seres queridos
  • Por tener una mente capaz de crear cosas increíbles
  • Por tener unas piernas que te permiten desplazarte a cualquier lugar
  • Por tener la oportunidad de seguir con vida y salud

8. Evita compararte con otras personas

Todos alguna vez nos hemos comparado con otra persona. En la era del internet y de las redes sociales esto se ha hecho muy común, ya que constantemente somos bombardeados con fotos de personas que muestran su vida “perfecta”.

Acá te dejo unos tips para que evites compararte:

  • Deja de seguir en las redes sociales a esas personas con las cuales constantemente te estás comparando. En su lugar sigue cuentas que te inspiren a ser tu mejor versión y que aporten contenido de valor.
    • En las redes sociales las personas solo muestran lo mejor de su vida, por lo tanto, lo que ves ahí no es real, es decir te estás comparando con una realidad que no existe. Además, todos queremos mostrar nuestra mejor cara en las redes sociales porque no queremos ser juzgados por otros.
  • Escribe: Cada vez que te compares con otra persona, siéntate a escribir y hazte las siguientes preguntas:
    • ¿Por qué me estoy comparando con esta persona?
    • ¿Qué tiene esa persona que no tengo yo?
    • ¿Cuáles son los pensamientos que tengo cuando me comparo?
    • ¿Cuáles son los sentimientos que siento al compararme con otro?
    • ¿Obtengo algún beneficio al compararme constantemente?
    • ¿Si esta es una practica dañina que me genera pensamientos y sentimientos negativos porque lo hago?

Una vez que identifiques los pensamientos que tienes cuando te comparas con otra persona, reemplaza esos pensamientos negativos por positivos y repite tus afirmaciones positivas de amor propio.

Nuevamente te repito, lo más importante es tomar consciencia de los pensamientos que surgen. En este caso debes poner atención a todos los pensamientos y sentimientos que aparecen cuando te comparas con otra persona.

El amor propio es algo en lo que debes trabajar todos los días, no hay ninguna formula mágica que permita que te ames completamente de un día para otro. Este es un proceso y tendrás días buenos y malos, tu solo debes ser paciente contigo mismo y no culparte cuando vuelvas a repetir ciertos patrones. Errar también es parte del aprendizaje y el amor propio también se trata de cambiar el enfoque y empezar a mirarte a ti mismo con compasión.

Eres lo suficientemente grandiosa/o y valiosa/o. Si te lo propones puedes lograr cosas increíbles en tu vida. Tienes que creer en ti, en tus talentos, en tus dones. Tu puedes lograr cosas MARAVILLOSAS.

5 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *